Polos de Desarrollo

o-canberra-facebook

A los políticos, empresarios y algunos desarrolladores inmobiliarios se les hace fácil mencionar cualquier obra o intervención como “polo de desarrollo”, pero ¿en qué consiste?, ¿Cuáles son sus características?, ¿Cuáles son sus limitantes?. Francois Perroux en 1955 establece su término aplicado al crecimiento económico después de los cambios intraindustriales e interindustriales de mitades del siglo XX como concepto de “centro de producción”, objeto de criticas en diversos documentos de investigación,[1] aunque concurrentemente regresa el interés con el paso del tiempo en temas de planificación regional. Ha sido un modelo adoptado como estrategia en los planes de desarrollo de España entre 1964-1975,[2] definiendo al Polo como una aglomeración simplemente o una concentración en un sentido abstracto, aunque también puede reconocerse a través del término de polarización en inglés cuando los polos son extremos opuestos que atraen elementos situados entre ellos, aunque para el significado francés existan más de dos polos a la vez. Perroux señala que el crecimiento económico no aparece en todos los lugares al mismo tiempo, sino de un determinado punto geográfico, para después difundirse a través de diferentes canales de intensidad variable. Lo define como un conjunto industrial imbricado en torno a una dinámica industrial central a través de una serie de eslabonamientos de insumo-producto-mercado que incentivan acciones de política regional encaminadas a la concentración geográfica de la actividad económica como factor de desarrollo.[3]

Un enfoque aplicado a las consecuencias socioeconómicas, define el polo de desarrollo como una unidad motriz capaz de aumentar el producto, modificar las estructuras, engendrar cambios en los tipos de organización, suscitar progresos económicos o de favorecer el progreso económico.[4] Más tarde J. R. Boudville, S.R. en Problems of regional economic (Edimburgo. 1966)[5] contrapone en el concepto de Perroux el carácter regional de espacio económico, tomando en cuenta tanto los factores de localización como también de economías de aglomeración, distinguiendo tres tipos de región: Región Homogénea, Región Polarizada o nodal y Región de Planificación. Para Tormod Hermansen (1977) la Teoría de los Lugares Centrales podría considerarse complementaria a la teoría de Polos de Desarrollo, siendo la teoría de Boudeville la que explica el impacto en el desarrollo producido por la existencia de polos localizados en el espacio geográfico, no es en sí misma una teoría de localización que pudiera explicar dónde están los polos de crecimiento o dónde se localizarían en el futuro.[6]

Entre las debilidades de este concepto además de adoptar un concepto localista, presenta alteraciones en las actividades regionales, dado que el crecimiento es desequilibrante, particularmente en el aspecto espacial, y la existencia o creación de polos de desarrollo puede tender a acentuar dicho fenómeno.

Manuel Elihú Díaz

Arquitecto, Maestro en Urbanismo

@manuelelihudiaz

01_fsst1127

[1] Se puede consultar en Armstrong, Warwick. Crítica de la teoría de polos de desarrollo. 1973, abril. Publicado en: Eure: Revista Latinoamericana de Estudios Urbano Regionales, v.3:n.7(1973:Abr.)-n.10(1974:Sep.), n.7, pp. 113-123.

[2] Concepto de Polos de Desarrollo. Economía 48. Diccionario de Economía. España. 2209. www.economia48.com (Consultado el día: 9 de Marzo de 2010).

[3] Salguero Cubides, Jorge. Enfoques sobre algunas teorías referentes al desarrollo regional. Sociedad Geográfica de Colombia. Academia de Ciencias Geográficas. Colombia 2006. pp. 13.

 http://www.sogeocol.edu.co/documentos/Enf_teo_des_reg.pdf  (Consultado el día: 9 de Marzo de 2010).

[4] Portnoy, Leopoldo. Los Polos de Desarrollo y la Integración en América Latina. Desarrollo Económico. Vol. IV No. 14-15. 1964. www.educ.ar (Consultado el día: 9 de Marzo de 2010).

[5] Ibídem.

[6] Posada, Luis Javier. Los Fundamentos económico-espaciales de la teoría de centros de desarrollo. Revista Agricultura y Sociedad. Año 1978, No. 6.  Enero-Marzo. España. pp. 137-180.

Publicado por elihudiaz

Diseñamos en diferentes escalas, conceptos y rangos en diversos giros entre los que destaca el rubro habitacional, comercial y de servicios, desde pequeñas remodelaciones, proyectos plurifamiliares hasta proyectos urbanos.

Un comentario en “Polos de Desarrollo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: